AFTERSUN: TU ALIADO DEL VERANO

AFTERSUN: TU ALIADO DEL VERANO

Si la mayoria ya estamos mentalizados de lo importante que es la protección al exponernos al sol, también deberíamos cuidar a nuestra piel justo después de tomarlo aplicándonos un producto específicamente pensado para ello: el aftersun.

Los productos denominados “aftersun” solemos asociarlos a hidratación de la piel. Sin embargo, no es ésta su única función: son mucho más que eso. Entonces, ¿qué diferencia un aftersun de una crema hidratante?

El aftersun tiene 3 objetivos fundamentales:

  1. Refrescar la piel y bajar la temperatura corporal

  2. Hidratar la piel

  3. Acción antioxidante

EL AFTERSUN REFRESCA LA PIEL Y BAJA LA TEMPERATURA CORPORAL

Las radiaciones solares tienen efectos sobre nuestro cuerpo; algunos de ellos son muy conocidos, otros no tanto. Lo primero que os quiero comentar es que las radiaciones UV (ultravioleta, UVA-UVB) son las que indicen directamente sobre nuestra piel en las capas más superficiales, provocando las temidas quemaduras solares, envejecimiento cutáneo, manchas…

Sin embargo, no son las únicas radiaciones que recibe nuestro cuerpo cuando nos exponemos al sol. Más del 40% de estas radiaciones se deben a los rayos IR (infrarrojos), que son menos conocidos pero no menos dañinos. Los IR, a diferencia de los UV, llegan a penetrar hasta 10 mm de nuestra piel, por lo que llegan a las capas más profundas. Los rayos IR son los responsables directos de elevar la temperatura interna de la piel, de insolaciones y golpes de calor. Incrementa los radicales libres, que atacan directamente a las células sanas.

Aquí es donde entra la primera gran misión del aftersun: refrescar y bajar la temperatura corporal. Tras la exposición solar, la temperatura interna y externa de nuestra piel está muy elevada: es preciso refrescarla y bajar esa temperatura. Con una combinación de activos y texturas, los aftersun cada vez logran más éxito en su misión. Tenéis un ejemplo en los aftersun Sunissime de Lierac, de los que os hablo más adelante, que logra bajar más de 3º esa temperatura.

EL AFTERSUN HIDRATA Y CALMA LA PIEL

El sol provoca pérdida de agua en nuestra piel. La deshidratación provoca que las fibras de colágeno y elastina se vuelvan menos elásticas, por lo que la piel pierde flexibilidad. Una de las misiones del After Sun es lograr que la piel recupere su hidratación,

Además de ello, el After Sun suele incorporar activos que logran calmar la piel, como la caléndula, el aloe vera o la menta. Alivian de forma inmediata la sensación de calor y disconfort que se produce en la piel después de la exposición solar.

EL AFTERSUN Y LAS PROPIEDADES ANTIOXIDANTES

El sol, a nivel celular, produce una importante producción de radicales libres provocando el fotoenvejecimiento prematuro de la piel. Los antioxidantes permiten neutralizar el daño provocado por los radicales libres, por lo que son fundamentales en un buen tratamiento para después del sol. Así, es habitual encontrar en ellos activos como polifenoles, vitaminas A, C o E, betacarotenos…

Fuente: Farmaconfianza2