ACEITE DE POMPEIA

ACEITE DE POMPEIA

    El aceite de Pompeia es uno de los mejores aliados de las zonas íntimas de todas las mujeres, puesto que lo pueden utilizar a cualquier edad.


    Evita de manera complaciente la sequedad vaginal causada por el paso de los a?os (menopausia) o la utilización de las compresas y los tampones.


    El aceite de Pompeia tiene un doctorado en prevenir la irritación, el escozor y la quemazón de las zonas privadas e íntimas de la mujer como consecuencia de una excesiva sudoración o la constante depilación de las ingles.


    Previene o suaviza las posibles rozaduras derivadas de una misma posición constante del cuerpo o la utilización de la ropa íntima.

    Es un perfecto componente lubricante que favorecerá de manera gratificante las relaciones sexuales. (Se aconseja utilizarlo previo acto sexual y tras el coito en cuestión).


    Gracias a sus propiedades y suave aroma, el aceite de Pompeia arrimará el hombro en favor de una disminución del excesivo olor debido a alguna afección o falta de higiene.


    El aceite de Pompeia cierra el paso a posibles alergias y molestias producidas en la zona anal o vaginal como por ejemplo, las hemorroides, las heridas o los efectos producidos por el estreñimiento o descomposición a la hora de defecar.

    Aunque el aceite de pompeia es esencialmente utilizado para la región vaginal y anal, se puede aplicar sin mayor gravedad en cualquier otra zona del cuerpo.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE POMPEIA

    Este estupendo aceite intimo femenino destaca por tener unas fantásticas propiedades fungicidas y antisépticas, por lo que es especialmente útil para el tratamiento de la candidiasis.

    También es una muy buena opción para el tratamiento de las hemorroides, logrando mitigar con su uso la irritación y la comezón que producen.

INGREDIENTES QUE COMPONEN EL ACEITE DE POMPEIA

   Entiendo que por el nombre de este aceite, es complicado hacerse una idea de los componentes que lo forman.

    No obstante, a través de un estudio de investigación mimetizado con el aceite de Pompeia, se ha determinado que este óleo en cuestión está constituido por una serie de aceites vegetales y determinadas plantas, cereales y arbustos como la Hamamelis, el damasco, la manzanilla, el melocotón, el trigo harinero, la calendula o el arbol del té entre otras substancias que lo dotan de un color pajizo, una apariencia translúcida y un aroma de lo más dulce.

CÓMO APLICAR EL ACEITE DE POMPEIA

    Lo primero a saber es que este aceite se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, incluso sobre heridas, infecciones o zonas con irritaciones, ya que no contiene alcohol.

    Este aceite es recomendable aplicarlo entre 2 y 3 veces al día, para la cura de posibles irritaciones, infecciones o pequeñas heridas y además es apto para todas las edades.

Fuente: aceitesvegetales.net

Etiquetas: aceite pompeia íntima