PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

PROBIÓTICOS

¿Qué son los probióticos?

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define los probióticos como microorganismos vivos cuya ingesta en cantidades adecuadas y de forma sostenida en el tiempo, es beneficiosa para la salud del huésped, mejorando el balance de la microbiota intestinal, evitando así la adherencia de patógenos.

Las cepas de microorganismos probióticos deben cumplir las siguientes características:

• Viabilidad durante el procesamiento y almacenamiento del alimento.

• Estabilidad frente a ácidos gástricos y bilis.

• Adherencia a la mucosa intestinal.

• Producción de sustancias antimicrobianas.

¿Cuáles son sus beneficios?

• Facilitan la digestibilidad de la lactosa.

• Protección frente enfermedades gastrointestinales (que pueden darse por consumo de antibióticos).

• Protección contra infecciones del tracto urogenital.

• Promover la barrera de defensa endógena del intestino.

• Protección contra infecciones respiratorias.

• Prevención de eczemas.

• Prevención de infecciones en heridas quirúrgicas

¿Dónde pueden encontrarse?

Alimentos:

• Productos lácteos fermentados como yogur, kéfir, bebidas lácteas y quesos, a los que se ha agregado cultivos vivos y conocidos.

• Verduras como el kim chi y el chucrut.

• Productos fermentados de soja como miso, natto y tempeh.

Complementos:

• Probióticos Megalevure

• Probióticos Lactoflora

• Arkobiotics

• Probióticos Prodefen

¿Cuál es la dosis recomendada de probióticos?

Es muy variable, dependiendo de la cepa y de las indicaciones, puede oscilar en un intervalo entre 1 millón y 10 000 millones (106-10 10) de UFC/dosis. No obstante, se ha demostrado que para algunos, su eficacia tiene lugar a niveles más bajos.

PREBIÓTICOS

¿Qué son los prebióticos?

La World Gastroenterology Organization (WGO) define los prebióticos como sustancias de la dieta (fundamentalmente polisacáridos no amiláceos y oligosacáridos no digeribles por enzimas humanas) que nutren a grupos seleccionados de microorganismos que habitan en el intestino, favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas sobre las nocivas.Es decir, que los prebióticos “alimentan” a los probióticos.

¿Dónde se encuentran los prebiótios?

Los prebióticos principalmente se encuentran en aquellos alimentos ricos en fibra vegetal como cereales integrales, verduras, frutas y legumbres. Específicamente en la raíz de la achicoria, puerro, ajo, banana, cebada, trigo, miel, cebolla, espárrago, soja, corteza de naranja, remolacha, manzana y guayaba.

¿Cuáles son sus beneficios?

• Producción de ácidos grasos de cadena corta.

• Metabolismo de las grasas.

• Mejora de la absorción de iones (Ca, Fe, Mg).

• Aumento de la inmunidad del huésped (producción de IgA, modulación de citoquinas, etc.)

• Prevención y el tratamiento de la cirrosis.

• Mejora del tránsito intestinal

• Influyen positivamente en las enfermedades inflamatorias intestinales (Crohn, colitis ulcerosa, enfermedad inflamatoria intestinal).

Dosis recomendada:

La dosis recomendada de prebióticos es mínimo de 10g/día aproximadamente.

Fuente: Loti Vidal